Autoridades del agro recorren sendero Los Queules para difundir el cuidado del bosque nativo

Jue, 12/05/2022 - 21:19

Autor: Milena Lister

Zona Sur Sustentabilidad y adaptación al cambio climatico Turismo Rural Biobío
Sendero Los Queules

La seremi de Agricultura, Pamela Yáñez, junto a su par de Medio Ambiente, Óscar Reicher, la directora regional (S) de INDAP, Jeannette Larenas, el director regional de Conaf, Rodrigo Jara, e invitados, recorrieron el Sendero Los Queules en la comuna de Tomé. El proyecto corresponde a un piloto de carácter colaborativo interinstitucional llamado “Iniciativa Conservación de Especies Amenazadas” que ejecuta el Ministerio del Medio Ambiente a través de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y posee financiamiento del Fondo Mundial para el Medio ambiente (GEF) en el que se ha trabajado desde 2019 en conjunto con sus propietarios y otros actores en la implementación y promoción de buenas prácticas para la conservación del queule.

El enfoque del trabajo ha estado orientado en una labor cercana, permanente y de confianza con los propietarios, con el fin de lograr que este predio piloto y las acciones ahí realizadas, puedan servir de inspiración a otros propietarios y de esta forma lograr escalar en superficie e impacto en la conservación del queule y el bosque nativo.

Según indicó Fabiola Lara, coordinadora regional de la Iniciativa Conservación Especies Amenazadas del Área Recursos Naturales y Biodiversidad de la Seremi de Medio Ambiente del Biobío, “se ha puesto especial énfasis en la habilitación de un sendero de educación ambiental y turismo que permite el acceso a un sector de bosque nativo con presencia de queules en muy buen estado de conservación”.

Junto a la habilitación del sendero, se han impulsado acciones de restauración del bosque nativo, a través de exclusión de ganado, reforestación y control de especies exóticas no deseadas, todas buenas prácticas a promover a mayor escala.

Ad portas del término de este proyecto, se espera que la experiencia desarrollada en el predio pueda continuar su senda de promoción e inspiración en el cuidado del bosque nativo y las especies con problemas de conservación.