cosechafrutillaslitueche

Equidad de género: motor para el desarrollo de la agricultura familiar

Si las mujeres pudieran acceder en igualdad de condiciones a insumos productivos como semillas mejoradas y fertilizantes, la producción de sus campos aumentaría entre un 20% y un 30%. 

El dato, citado por el Director General del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), Víctor M. Villalobos, tiene otras dos implicaciones transcendentales: significaría un aumento en la producción agrícola total hasta en un 4% en los países en desarrollo y una reducción de personas que padecen hambre en el mundo de entre 100 y 150 millones. 

Datos como este, refrescaron el rol fundamental que desempeña la mujer en la agricultura, en el Seminario Internacional de Agricultura Familiar, efectuado en Costa Rica. El encuentro, realizado con apoyo del IICA, contó con la participación de la Primera Dama de la República de Costa Rica, Mercedes Peñas Domingo.

"El desarrollo es la suma de muchos factores, por eso es fundamental contar con una mirada amplia y multisectorial, no podemos seguir trabajando con una visión centralista donde se concentran los recursos en el gobierno central, las mujeres tienen que ser partícipes de su desarrollo y de la toma de decisiones que les atañen”, aseguró.

El seminario facilitó la discusión sobre políticas diferenciadas e institucionales para el desarrollo de esta actividad económica, así como la discusión sobre el aporte de las contribuciones a procesos en marcha, como planes coordinados por instancias multilaterales. 

El evento fue organizado por el Gobierno de Costa Rica, el IICA, el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) y el Foro Rural Mundial (FRM), con apoyo del Centro de Cooperación Internacional en Investigación Agronómica para el Desarrollo (CATIE), el Centro de Cooperación Internacional en Investigación Agronómica para el Desarrollo (CIRAD), y la Reunión Especializada para la Agricultura Familiar (REAF) del Mercosur.

La Ministra de la Condición de la Mujer de Costa Rica y Presidenta Ejecutiva del Instituto Nacional de las Mujeres (INAMU), Alejandra Mora; y la Viceministra de Agricultura y Ganadería (MAG) de Costa Rica, Ivannia Quesada, hicieron un llamado a pasar de la teoría a la práctica, para ejecutar acciones que faciliten el rol de las mujeres como emprendedoras.

El Director General del FRM, Auxtin Ortiz Etxeberria; y el Gerente de Programas, División de América Latina y el Caribe del FIDA, Glayson Ferrari, reconocieron a la mujer como una de las fuerzas motrices de la economía de los territorios rurales. 

“Las mujeres no son una población vulnerable que tenemos que ayudar, no, son parte de las respuestas y la solución que estamos buscando para impulsar el mundo rural”, dijo Ferrari. 

Los aportes que realicen los expositores y los participantes del seminario servirán como insumos para establecer el enfoque de género como eje fundamental para elaborar políticas públicas diferenciadas para la agricultura familiar de ALC. 

“Es imperativo realizar transformaciones en estructuras, procesos y políticas que abran más oportunidades para las mujeres”, dijo el Director General del IICA, quien además hizo una invitación a Peñas para impulsar una agenda hemisférica de cooperación técnica en el tema de género y agricultura.

Durante la semana también se realizará un foro internacional -con la participación de reconocidos académicos y expertos de organismos internacionales- y un encuentro entre comités nacionales y regionales de agricultura familiar de Centroamérica, República Dominicana y México.

Más que una forma de producción

La agricultura familiar es un modo de vida que respeta el ambiente, resguarda la biodiversidad, protege tradiciones culturales y promueve el desarrollo territorial. 

Su desarrollo implica un aumento en la oferta de alimentos y la consecuente reducción de los índices de desempleo, pobreza y desnutrición de la población más vulnerable de las zonas rurales. 

En ALC, alrededor de 16,5 millones de explotaciones pertenecen a agricultores familiares, que agrupan a una población de alrededor de 60 millones de personas. Del total de explotaciones, un 17,8% son manejadas por mujeres.

Las mujeres rurales son responsables de más de la mitad de la producción de alimentos a nivel mundial, desempeñan un papel importante en la preservación de la biodiversidad a través de la conservación de las semillas, también en la recuperación de prácticas agroecológicas y en la garantía de la soberanía y seguridad alimentaria.

Más información: miguel.arvelo@iica.int

 

Autor: Prensa IICA

Fecha: 02/11/2016 3:00:00

compartir
​________________________________________
.
 

Síguenos

 

Síguenos

Flickr

Youtube

instagram

Vimeo