chileriega 1

Recursos hídricos y cambio climático, los principales temas de tercera versión de Chile Riega

Dando cumplimiento a los compromisos del Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet orientados a fortalecer la participación ciudadana, generar mayores espacios de diálogo, disminuir el crecimiento desigual y excluyente en el sector agrícola y promover acciones de adaptación para enfrentar el cambio climático, el Ministerio de Agricultura, a través de la Comisión Nacional de Riego (CNR) junto a los distintos servicios, realizó por tercer año consecutivo el Encuentro ChileRiega 2016.

En esta oportunidad se abordaron, junto a las agricultoras, agricultores, regantes y profesionales del sector agrícola del país, los principales temas relacionados a las medidas, herramientas e inversiones que se han adoptado en materia de riego.

Se trató de una instancia clave para que los distintos servicios del Minagri –INDAP, CNR, SAG, CONAF, Odepa, Infor, Agroseguros, FIA, INIA y Ciren, quienes dieron a conocer el trabajo coordinado que están desarrollando para mitigar los efectos de la sequía y promover la adaptación al cambio climático. 

En la oportunidad participaron los ministros de Obras Públicas, Alberto Undurraga y de Agricultura, Carlos Furche, quienes realizaron un exhaustivo análisis de la crisis que provoca la escasez de agua en la agricultura, pero también mostraron lo que ambas carteras están haciendo para disminuir el problema y entregaron importante información sobre los efectos del cambio climático, sus causas y recomendaciones para paliar los efectos del fenómeno.

El ministro Undurraga, por ejemplo, dijo que, “siendo el agua esencial para el desarrollo económico del país, nos permite superar las barreras de la pobreza y aumentar la sostenibilidad general del país y tiene un impacto positivo en la vida de miles de millones de personas pues además permite asegurar la seguridad alimentaria”. Entregó además una muy buena noticia, comentando que el Senado aprobó hace poco más de una semana “por unanimidad, la Ley de Agua Potable Rural que va a permitir que 1 millón 700 mil personas que se abastecen de agua potable rural, puedan tener un marco de derechos y deberes, y paralelamente el Estado va a tener una plataforma de infraestructura con más de 300 especialistas para mejorar los distintos servicios y fiscalizar la correcta aplicación del tema agua”.

Por su parte el ministro Furche aseguró que junto con la llegada de la presidenta Bachelet “el Estado se ha preocupado en ofrecer mejores condiciones para asegurar el desarrollo y aumento de productividad de los agricultores y asegurar la subsistencia ante lo que plantea el cambio climático”. Pero para que eso fuera efectivo, Furche recalcó que ha sido una marca de la gestión del gobierno, “escuchar a la gente. Tanto a los académicos, como a los profesionales, a los técnicos, productores y recibir de estos opiniones, críticas, sugerencias que permitan mejorar el diseño de políticas públicas en este año que es tan decisivo para el desarrollo del sector”.

El director de INDAP, Octavio Sotomayor, participó del panel: “Programas y medidas de apoyo para la adaptación de la Agricultura Familiar Campesina a los efectos del cambio climático” junto a la Secretaria Ejecutiva de la Comisión Nacional de Riego (CNR), María Loreto Mery; el Director Ejecutivo de Agroseguros, Camilo Navarro y el Presidente del Canal Infiernillo de Tulahuén, Amable Tapia, región de Coquimbo.

En su presentación, Sotomayor comentó los diversos aspectos a los que está abocado INDAP en orden a proteger el recurso hídrico de los usuarios de la institución, “tarea en que tenemos excelentes socios como lo son la CNR, el SAG, los gobiernos regionales, y otros servicios del ministerio. Para que esto sea una realidad, tenemos varios programas que atacan de frente la sequía, la falta del recurso agua con inversiones que atacan al corazón del problema. Para ello contamos con programas de riego individual y asociativos, el bono legal de aguas, estudios y de obras menores de riego. También hemos suscrito convenios con otros servicios del Estado como la Dirección de Obras Hidráulicas, por citar apenas uno, con lo que demostramos que nuestro compromiso con la pequeña agricultura es, más que un mandato que por cierto respetamos y cumplimos, una cuestión en las que el trabajo de nuestros funcionarios va más allá del cumplimiento de metas”.

Dentro de los temas que se abordaron en los distintos paneles destacaron, además, “Plan de Adaptación al Cambio Climático, “Cómo el cambio climático afecta el proceso de producción alimentaria a lo largo del país”, “Adaptación y mitigación a través del cuidado y fomento de los ecosistemas forestales”, y “Acciones innovadoras para una adecuada adaptación al fenómeno del cambio climático que afecta al riego”.

CNR y cambio climático

En los últimos dos años la Comisión se ha concentrado en trabajar en las bases para el desarrollo de una Política Nacional de Riego que considere tres aspectos fundamentales, la participación ciudadana, las particularidades territoriales, y la equidad en el acceso a los instrumentos del Estado.  Sin embargo, su planificación no puede estar ajena a la realidad climática a la que hoy se enfrenta el mundo y en particular nuestro país. 

Para lograr esto la CNR posea dos grandes líneas en lo que se refiere a estrategias de intervención: La planificación de las inversiones de riego, a través de una cartera de iniciativas que contiene Estudios, Proyectos y Programas de inversión; y la gestión de Instrumentos de fomento para el desarrollo productivo. Sin embargo, no se puede dejar fuera el carácter articulador de la CNR y que le permite coordinar el trabajo tanto con servicios dependientes de los ministerios que conforman el Consejo de Ministros de la CNR, como con otros servicios del Estado.

A través de los Estudios Básicos, se genera información básica que permite identificar distintas soluciones a cada problemática; a través de Proyectos, se realizan estudios en su etapa de preinversión, que para el caso de la CNR corresponde principalmente a proyectos de embalses y canales, y cuya importancia es que al ser la primera fase, dicta el desarrollo futuro de estos proyectos y que ayudan directamente a mejorar la infraestructura de acumulación y distribución, y de esta forma exista una mayor disponibilidad de agua;

A través de Programas, que tienen el objetivo de crear, incrementar o mejorar las capacidades de agricultores, agricultoras y sus organizaciones, en materias de gestión de riego y de esta forma hacer un uno use eficiente e inteligente del agua para riego.
En materia de desarrollo productivo la CNR cuenta en primer lugar con la operación de la Ley Nº18.450 de Fomento a la Inversión Privada en Obras de Riego y Drenaje, que hoy destina $61.000 millones destinados en tres programas: 

1) Pequeña Agricultura, que beneficia a proyectos de menos de 400 UF y que se enfoca en agricultores y agricultoras que hasta el día de hoy no podían acceder a los recursos de la Ley, por el costo administrativo y financiero que requerían las postulaciones y que en un trabajo liderado por la CNR y en coordinación con INDAP, ha podido ser beneficiados con este instrumento. 

2) Obras Menores, que corresponde al calendario regular de la Ley de Fomento y beneficia a obras de hasta 30.000 UF, principalmente obras civiles y de tecnificación y 

3) Obras Medianas, que corresponde a obras sobre 30.000 UF y hasta 250.000 que beneficia a organizaciones de usuarios.

4) Convenios con Gobiernos Regionales, los que permiten inyectar mayores recursos en las distintas regiones del país.

Este instrumento de fomento permite a los agricultores mitigar los efectos del cambio climático, al permitir el desarrollo de obras civiles que permitan por un lado, una mejor acumulación, distribución y conducción de las aguas y por otro la implementación de nuevas tecnologías para hacer un uso más eficiente del agua, como es el caso de sistemas de riego tecnificado, sistemas de telemetría, sistemas con Energías Renovables No Convencionales, de forma de hacer un uso eficiente del agua que es cada vez más escasa.

Capacitación para áreas vulnerables

Dentro del trabajo de la CNR destaca el contribuir a dar seguridad de riego y ser más eficientes en el uso del recurso hídrico, así como también crear conciencia de la importancia que tiene resguardar el agua. 

En esa línea, la CNR, a través de la Campaña Yo Cuido el Agua ha nombrado a los “Brigadistas del cuidado del agua”, alumnos de enseñanza básica de escuelas rurales, de distintas regiones del país, quienes tienen la importante misión de transmitir lo relevante que es aprovechar de mejor forma el agua disponible.

Este año de forma inédita, la Comisión Nacional de Riego ha decidido realizar tres Programas de capacitación y trasferencia tecnológica en adaptación al cambio climático para áreas vulnerables de la pequeña agricultura en riego en las zonas norte, centro y sur del país.

El objetivo del Programa es capacitar en aspectos técnicos y prácticos en el uso de la infraestructura de riego existente y en el manejo de los cultivos bajo los actuales escenarios climáticos.

Para la CNR es prioridad que los pequeños y medianos agricultores puedan enfrentar los cambios climáticos que se avecinan durante los próximos años, sin perjudicar sus cultivos. Para eso vemos la necesidad de transferir capacidades para que los agricultores logren adaptar su forma de trabajo a los nuevos escenarios climáticos. Las medidas de adaptación pueden incorporar la utilización de nuevas fuentes de agua que permitan asegurar las producciones de alimentos, así como la utilización de energías renovables para enfrentar el cambio climático de manera, más eficiente. Lo anterior debe ir acompañado de una adaptación de los Estudios, Programas y Proyectos de Riego a modo de que incorporen las variaciones que trae el cambio climático con el fin de que sean aplicables a esta nueva realidad.

El Programa en la zona norte contempla comunas de las regiones de Atacama, Coquimbo y Valparaíso. En la zona centro contempla comunas de las regiones Metropolitana, O´Higgins, Maule y Biobío. En la zona sur contempla comunas de las regiones de La Araucanía, Los Ríos y Los Lagos.

A modo de resumen, cabe destacar que en total a través de estos programas se realizarán cerca de 36 talleres orientados a más de 2.000 agricultores, adicionales a los de organizaciones de regantes y además se desarrollarán 18 cursos para alrededor de 230 agentes de extensión de ​INDAP.

chileriega4

chileriega3

Autor: Prensa CNR / Tebni Pino

Fecha: 17/11/2016 3:00:00

compartir
​________________________________________
.
 

Síguenos

 

Síguenos

Flickr

Youtube

instagram

Vimeo