Invernadero de flores con fibra de coco

Emprendedoras de La Tirana cultivan flores ornamentales sin suelo y con fibra de coco

Un innovador proyecto de invernadero para el cultivo de flores, usando como sustrato la fibra de coco en vez de suelo, que beneficia a siete emprendedoras de la localidad de La Tirana, inauguró INDAP en conjunto con la Fundación para la Promoción y Desarrollo de la Mujer (Prodemu).

La iniciativa contempla un invernadero de malla antiáfida (insectos) y un moderno sistema de riego. Según Ángela Ponce Nogales, profesional de apoyo de INDAP, esta es primera vez que la institución ejecuta en Tarapacá un proyecto de estas características, con “fibra de coco que es un sustrato que ayuda a controlar las condiciones de desarrollo del cultivo”. Agregó que “tenemos conformados otros grupos de mujeres y esperamos desarrollar otras iniciativas con esta tecnología”.

El proyecto, cuyo costo fue de $7.380.863 (inversión conjunta de ambas instituciones), también considera la instalación de paneles fotovoltaicos, baterías y conversores, los que permite el óptimo funcionamiento del sistema de riego y, por ende, un uso eficiente del recurso hídrico. Esto se traduce en la reducción de los costos de energía para el cultivo de dos tipos de flores de corte u ornamentación: Lisianthus (comúnmente conocida como rosa sin espinas) y Lilium (azucena o lirio).

Natalia Hurtado, integrante del grupo “Las 7 Estrellas”, contó que antes de sumarse a este programa se dedicaba a realizar labores del hogar. “Me encanta el proyecto porque es una fuente de trabajo y eso no abunda en La Tirana. Nosotras necesitamos tener un ingreso, ser independientes, y esto nos ayudará. Además, somos un grupo unido y vamos a salir adelante. Ahora estamos en la etapa de cultivo de flores y esperamos ver los primeros resultados a fines de abril, para dejarle un gran ramo a la Virgen del Carmen de La Tirana”, remarcó.

Ricardo Huerta Cirano, director de INDAP Tarapacá, afirmó que éste es un proyecto emblemático enclavado en medio del desierto, que demuestra la importancia del convenio con Prodemu surgido en 1992 a nivel nacional. “En nuestra región comienza a cosechar sus primeros frutos desde que se reanudó el año pasado. Las agricultoras están muy entusiasmadas y seguirán trabajando en forma asociada para el éxito de la iniciativa. Ésta es una prueba más del cumplimiento del compromiso de nuestra Presidenta Bachelet con la pequeña agricultura del país.”

Convenio exitoso

Esta iniciativa es una de tantas que INDAP y Prodemu apoyan en Tarapacá y que anualmente capacita a cerca de 3.000 mujeres a lo largo del país. Su objetivo es contribuir a mejorar la calidad de vida de las campesinas a través de herramientas económicas, productivas y sociales que les permitan desplegar competencias como productoras en su rubro, así como sujetos de derechos.

Karla González Mejías, directora ejecutiva provincial de Iquique y del Tamarugal de Prodemu, dijo que la inauguración del proyecto con las productoras de hidroponía en flores “Las 7 Estrellas” fue muy simbólico, “pues marcó el término de una etapa llena de aprendizajes en términos de su desarrollo personal, organizativo y técnico, similar a lo que podría ser plantar una semilla. Ver levantado el invernadero es la representación de las esperanzas de estas mujeres, que aspiran a desarrollarse y mostrar a la comunidad de La Tirana sus capacidades”. Agregó que ahora comienzan otro proceso que “tiene relación con verlas florecer en forma asociativa y cosechar los resultados de su esfuerzo”.

El camino asociativo

El grupo que trabaja en La Tirana es uno de 6 módulos que funcionan en tres comunas rurales de Tarapacá. A estas emprendedoras de La Tirana se suma otro grupo dedicado a la artesanía en la misma comuna de Pozo Almonte. En Pisagua, comuna de Huara, existen dos grupos que trabajan el cultivo de hortalizas sin suelo, mientras que en la comuna de Colchane hay dos agrupaciones más dedicadas al cultivo de yerbas medicinales y a la producción de charqui. En total son 39 mujeres que reciben el apoyo de INDAP y Prodemu para su desarrollo personal.

La principal característica de los proyectos de este programa es la asociatividad, es decir, la capacidad de complementarse colectivamente buscando el beneficio común. Así, los grupos de mujeres que trabajan en equipo se coordinan y capacitan para levantar una unidad productiva, desarrollan conocimientos y competencias en liderazgo, comunicación efectiva y desarrollo de proyectos.

A través del Convenio INDAP-Prodemu actualmente se evalúa la incorporación de otras 25 mujeres a módulos que esperan se desarrollados en Pica, Camiña, Huaviña y Bajo Soga durante el  año.

Autor: Daniella Oñate

Fecha: 31/01/2017 3:00:00

compartir
​________________________________________
.
 

Síguenos

 

Síguenos

Flickr

Youtube

instagram

Vimeo