Planta de Vinificación Quillón

Cooperativa de Quillón inaugura “histórica” planta de vinificación para la pequeña agricultura

Como un hito sin precedentes en la historia de la Agricultura Familiar Campesina de la Región del Biobío, fue calificado por la dirigencia agrícola y las autoridades de gobierno el moderno centro de vinificación asociativo que inauguró este jueves la Cooperativa Agrícola y Vitivinícola Cerro Negro de Quillón, Coovicen Ltda.

Las instalaciones de la planta comprenden nueve cubas de acero inoxidable con capacidad para procesar 400 mil kilos de uvas, maquinaria despalilladora, cámara de frío, bomba enoveneta, prensa neumática, radier de hormigón y generador eléctrico, entre otras implementaciones.  La inversión supera los 207 millones de pesos y es el resultado de un proyecto con modalidad de cofinanciamiento presentado a INDAP por la cooperativa, destinado para este centro de acopio y vinificación asociativo.

El gerente de Coovicen, Juan Carlos Lagos, declaró que la obra es la culminación de un proceso de construcción y el inicio de una nueva etapa para el sector vitivinícola del Valle del Itata. “Esta planta representa la esperanza de los productores, una nueva alternativa de hacer negocios. Ahora vamos a tener vinos de calidad, vamos a crecer. Este importante avance ha significado que en dos años hemos realizado lo que no hicimos en veinte en forma individual. La asociatividad ha logrado lo que tenemos hoy”.

Un proyecto emblemático

El intendente del Biobío, Rodrigo Díaz Wörner, dijo que “lo que se está haciendo acá es consolidar un trabajo que comenzó en 2014, frente a un problema que agobiaba a la pequeña agricultura familiar campesina. Las personas que trabajan con las vides estaban recibiendo un precio vil, que no les permitía desarrollar sus vidas con normalidad, y frente a esta conflictividad social que se estaba generando se decidió trabajar en conjunto”.

Coovicen celebró con cuecas

La autoridad destacó el trabajo de los organismos del Ministerio de Agricultura, en particular de INDAP, y del Gobierno Regional con los viñateros de Coovicen para llevar a cabo una estrategia para acopiar uva y tener una mejor posición negociadora. De igual forma, celebró la etapa de vinificación que se inicia y que permitirá “recibir un pago más justo por los esfuerzos que realizan”.

Octavio Sotomayor, director nacional de INDAP, calificó este proyecto como emblemático para la pequeña agricultura, “porque permite demostrar que las cooperativas funcionan, que cuando los agricultores trabajan de manera colaborativa se pueden emprender proyectos más complejos como éste”. Añadió que su institución está promoviendo el vino campesino y las bodegas de vinificación y embotellamiento. “Creemos que este proyecto cristaliza muy bien lo que queremos, y especialmente el Valle del Itata, que tiene un enorme potencial”.

Por su parte, el seremi (s) de Agricultura, Jaime Peña, expresó que “éste es un proceso que se inició con los viñateros y hoy estamos en tiempos de cosecha, después de haber pasado por períodos muy difíciles. Estamos seguros de que la comercialización ahora será diferente y beneficiosa para los socios de la cooperativa y para el resto de los productores también”.   

El director regional de INDAP, Andrés Castillo, recalcó que esta inversión obedece a una visión estratégica de la institución, “que apunta al trabajo asociativo de los pequeños agricultores, la gran virtud de esta cooperativa, y también a una mayor agregación de valor, etapa que necesariamente vendrá como consecuencia de la vinificación asociativa. Esta planta representa un salto histórico e inédito en el desarrollo de la agricultura campesina de nuestra zona y se constituye en un referente para otros emprendimientos de éste u otros rubros”.

Coovicen cubas

Impacto del trabajo asociativo

El primer financiamiento que obtuvo Coovicen fue en la temporada 2015-2016, por 25 millones de pesos para la construcción de un centro de acopio de uvas que contempla un patio de carga con romana de camiones, un contenedor, oficina para el pesaje y facturación. En la misma temporada el centro de acopio permitió comercializar asociativamente 2 millones 657 mil kilos de uvas, correspondiente a 101 viñateros, obteniendo Coovicen márgenes de 5 pesos por kilo con una oferta de precios al productor superiores a los de los poderes compradores tradicionales. En el período de vendimia 2017, la cooperativa alcanzó el récord de comercialización de 4,5 millones de kilos de uvas, pasando a ser un referente de precios en el territorio y beneficiando a 200 pequeños productores viñateros.

Autor: Rodrigo Medina

Fecha: 18/05/2017 4:00:00

compartir
 

Síguenos

 

Síguenos

Flickr

Youtube

instagram

Vimeo