Juan Carlos Flores - lechugas hidropónicas - Valle de Lluta

Juan Carlos Flores innovó con la hidroponía en el Valle de Lluta y produce 28 mil lechugas al año

“Este proyecto lo iniciamos con mi familia porque queríamos innovar en la zona y demostrarles a las instituciones que se pueden hacer cosas, para que también se motivaran e hicieran partícipes de esto”. Así recuerda sus inicios en la hidroponía el pequeño agricultor Juan Carlos Flores, quien produce lechugas junto a su esposa, Elvira Yucra, y sus dos hijos en el Valle de Lluta, Región de Arica y Parinacota.

Desde que Flores tomó esa decisión han pasado tres años. Hoy su negocio, Puro Chile Hidroponías del Norte, produce más de 28 mil lechugas hidropónicas al año, con un promedio de 2.400 unidades al mes, las que comercializa en el Terminal Agropecuario de Arica, haciendo entregas a domicilio y en algunos hoteles de la Región.

La pareja de agricultores participó, junto a una veintena de productores campesinos de la región, en una convocatoria efectuada por Supermercados Unimarc para acercarse con fines comerciales a los emprendedores agrícolas, en el marco del convenio de encadenamiento comercial que existe con INDAP.

“Este es un convenio que viene desde 2012, que se inició en la Región de Aysén, que en 2013 se amplió a nivel nacional y que hoy abarca a seis regiones del país. Hoy aprovechamos de revitalizar esta iniciativa en Arica y Parinacota, y es por ello que invitamos a algunos de nuestros agricultores para que tengan la oportunidad de abastecer con productos locales, 100% nuestros, al mercado y por ende a los clientes de Arica”, explica José Luis Rivas, director regional (s) de INDAP.

Sueños de crecer

Según Flores, su proyecto comenzó con la instalación de los sistemas de riego para hidroponía en invernaderos bajo malla antiáfido. “En la ejecución nos demoramos un año y medio y este 2018 ya estamos con la producción lista, con 1.200 lechugas para la venta cada 15 días. Además, como usuarios de INDAP estamos gestionando un nuevo proyecto para mejorar y ampliar el sistema de producción”, cuenta.

Puro Chile Hidroponía 2

Su sueño es vender sus productos fuera de la región y no sólo dedicarse a las lechugas, sino que ampliarse a otros cultivos, ya que la hidroponía así lo permite. “Nuestro proyecto es muy ambicioso y está pensado en producir diferentes tipos de hortalizas. El principal inconveniente es el agua, pero habiendo sobrepasado esa barrera ya no hay fronteras y se puede producir lo que uno quiera”, dice el agricultor lluteño.

​Ciclo de producción

El agricultor explica que las lechugas hidropónicas pasan por tres etapas: La germinación, que dura entre 15 y 20 días, donde las plantas se encuentran en un sustrato especial; el enraizamiento, durante 15 días, que les da más cuerpo y raíz antes de ubicarlas en los sistemas flotantes; y el engorde, que es cuando la lechuga ya está lista para salir al mercado y que ocurre a los 30 o 35 días. El ciclo completo es de alrededor de dos meses.

“En verano, cuando tenemos buen clima, las lechugas tienen un ciclo de 30 a 35 días, y en el invierno se demoran entre 45 y 50 días en estar listas. Esto no para, porque es un ciclo, o sea, se saca una planta y se coloca otra, nunca nos detenemos. Todo funciona en agua, así es la hidroponía”, puntualizó.

El agricultor cuenta que sólo usan agua purificada, ni de pozo ni de río, y que sus lechugas cuentan con todos los nutrientes que corresponden. “Es una lechuga limpia que se puede consumir de forma segura, ya que es 100% inocua”, precisó Flores.

Contacto Juan Carlos Flores: Puro Chile Hidroponías del Norte, fono +56 9 668 60 981.

Autor: Patricia Gálvez - Arica y Parinacota

Fecha: 20/11/2018 3:00:00

compartir
​________________________________________
.
 

Síguenos

 

Síguenos

Flickr

Youtube

instagram

Vimeo