foto 2

Agricultor ofrecerá espumantes de la primera viña cultivada en la Provincia de Llanquihue

Claudio López es dueño, junto a su familia, de la única viña en la provincia de Llanquihue. En el año 2017 decidió darle un giro a su vida y regresó desde España a vivir al campo de su familia ubicado Pedernal Bajo en Frutillar, para iniciar una idea innovadora, respaldado en la experiencia adquirida en viñas familiares del viejo continente, y dedicarse a desarrollar un proyecto vitivinícola con el objetivo de producir vinos espumantes.

De esta manera, el proyecto cuenta con 1 ha de terreno plantado, la cual está compuesta de dos variedades: la Gewurztraminer, de uva blanca, y la Pinot Noir, de uva tinta. Ambas cepas se caracterizan por ser de ciclo corto y con adaptaciones a zonas frías, ideal para lograr producir espumantes de alta calidad.

fOTO 3 web

La variedad Gewürztraminer es una uva blanca de hollejo rosado que produce uno de los vinos dulces y semidulces de aromas más característicos y distintivos del mundo. En tanto, la Pinot Noir es la variedad de uva tinta por excelencia de Borgoña, una región situada en el centro noroeste de Francia. De hecho, la Pinot Noir ha llevado a esta zona vinícola francesa a ser una de las más célebres dentro del mundo del vino.

Hoy en día es una de las variedades que más han viajado fuera de sus fronteras originales, adaptándose en distintas regiones vitivinícolas, especialmente en las frías, por lo que es también una gran apuesta para nuestra zona.

“Soy un creyente de que estamos en un lugar que tiene condiciones extraordinarias para producir vinos espumantes. Ya llevamos una experiencia en nuestra viña de casi tres años y en marzo del año 2021 tendremos la primera vendimia y haremos nuestra primera vinificación, demostrando que es posible hacer vinos de alta calidad en nuestra zona. Ese es el empuje, ese es el trabajo y desafío que tenemos como viña, también junto a otros pequeños productores que están entusiasmados en esto. De transformar a la provincia de Llanquihue en la capital del vino espumante de Chile”, señala el pequeño agricultor.

El emprendedor cuenta también que tiene un pequeño cuartel de Malbec que está evolucionando positivamente y que será un cultivo experimental para ver que componentes de calidad y aromáticos aporta para integrarla al proyecto de vinos espumantes en la Viña Casa Klocker Prambs.

“La vitivinicultura tiene que ser amada para poder hacerla. Hacer vino significa entender cómo hacer vino. El saber cuáles son las condiciones ambientales que tenemos para producir vinos de alta calidad y nuestro entorno está privilegiado para producir los vinos que queremos hacer. Tenemos suelos de extremada complejidad, tenemos un clima que por condiciones de cambio climático cada día va ir tomando mayor temperatura y afortunadamente tenemos todavía una buena disponibilidad de agua, lo que permite el desarrollo de una vitivinicultura de excelencia. Partimos con mi familia este emprendimiento sabiendo que tenemos todas estas condiciones para producir, pero también para ser un ejemplo, una unidad demostrativa de que hacer vinos de alta calidad en la región, y en la provincia de Llanquihue, es posible. Queremos abrir la viña para que jóvenes agricultores, pequeños usuarios de INDAP, tengan acceso a observar, a aprender y a llevarse la experiencia para que piensen en la vitivinicultura como una oportunidad de desarrollo”, destaca igualmente el productor vitivinícola.

Innovación y nuevos negocios

Asimismo, el director regional de INDAP, Carlos Gómez Hofmann, quien conoció en terreno la experiencia de este productor, destacó la innovación que este productor realiza con un cultivo no tradicional en la zona, que aseguran la posibilidad de tener buenos ingresos y vivir de una actividad que tiene una carga cultural muy grande como es el hacer vinos.

“Esta experiencia nos transmite a todos, especialmente a los más jóvenes, la capacidad y posibilidad de innovación, el poder atreverse a desarrollar nuevas iniciativas que permitan proyectar un nuevo negocio, un negocio con expectativas de alta rentabilidad y que pueda ser exitoso como lo ha demostrado Claudio López Klocker, que siendo geólogo de profesión, hoy se ha dedicado a las labores agrícolas, especializándose en el cultivo de vides y procesamiento de la uva para la obtención de espumantes, buscando un mercado de nicho que reconozca las particularidades de nuestro suelo y clima. Por lo tanto, es una gran apuesta que puede revolucionar la agricultura en esta latitud. Por eso para nuestro gobierno es importante apoyar y difundir este tipo de iniciativas para que sirva de ejemplo a todos los agricultores que buscan una nueva oportunidad en la agricultura para producir y generar valor”, puntualizó Gómez.

Igualmente, el directivo regional, destacó que este tipo de proyectos abre muchas expectativas para desarrollar nuevos negocios en el sector agrícola, ya sea en forma individual o asociativa. Esto debido a que permite proyectar una mayor rentabilidad por hectárea en comparación a otros cultivos, abriendo la posibilidad de que rubros como el turismo rural, la gastronomía y la artesanía se vinculen al proceso productivo agrícola, permitiendo de esta forma entregar valor e identidad al territorio, generando mayor beneficio y retribución al esfuerzo realizado por los agricultores y agricultoras de la Región de Los Lagos.

Autor: Harry Manns / INDAP Los Lagos

Fecha: 31/01/2021 3:00:00

compartir