El conversatorio

INDAP destaca los programas con JUNAEB y Unimarc como ejemplos de alianzas productivas

Números crecientes en cuanto a agrupaciones de productores incorporadas y volúmenes de venta, además de mejoras constantes en la gestión de los procesos, son elementos claves en el balance de las alianzas que ha desarrollado INDAP en favor de la agricultura familiar campesina con la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas –JUNAEB- y con la cadena de supermercados Unimarc.

Estos dos casos considerados ejemplares fueron tema central del Seminario Asociatividad y Encadenamiento Productivo que, con exposiciones y un conversatorio que incluyó consultas en línea desde regiones,  organizó este servicio del Ministerio de Agricultura en el marco del encuentro Expo Chile Agrícola, que se desarrolla entre el 4 y el 7 de octubre en el Centro Cultural Estación Mapocho. 

La actividad la encabezó el director nacional de INDAP, Carlos Recondo, y tuvo como expositores y panelistas al representante de la sociedad campesina Hortícola del Sur de Osorno, Alfredo Muñoz; el director nacional de JUNAEB, Jaime Tohá; los gerentes de Unimarc, Manuel José Larraín (Frutas y Verduras) y Juan Pablo Gutiérrez (Aseguramiento de Calidad) y el presidente de Empresas Sutil, Juan Sutil.

EL FUTURO PROMISORIO DE LAS COMPRAS PÚBLICAS

Uno de los ejemplos citados es el del Programa de Compras Públicas que desarrolla INDAP y que en la JUNAEB encontró puertas abiertas para incorporar a los pequeños productores agrícolas como proveedores de frutas y hortalizas para su Programa de Alimentación Escolar, que es el que da las raciones desde el desayuno a miles de alumnas y alumnos vulnerables de todo Chile.

Una norma de JUNAEB en progresiva vigencia en las regiones, que obliga a sus concesionarias de servicios de alimentación (las empresas que hacen la tarea desde la comprar de los productos hasta la preparación de las comidas y su entrega en las mesas escolares) puso el acelerador: las compañías quedaron obligadas a incluir un 15% de productores locales (de la región en que prestan el servicio) como proveedores de sus alimentos. Esto puso en primera línea a los campesinos. 

Alfredo Muñoz

En Pelleco, al interior de Osorno, un grupo de  9 hortaliceros que sumaban unas 50 hectáreas, motivados por los ejecutivos INDAP de la zona, en noviembre de 2016 decidieron organizarse en la Sociedad Hortícola del Sur y avanzar en una alianza para vender sus productos a la empresa Nutriplus, concesionaria de JUNAEB.

La primera entrega fue en junio de 2017 y poco más de un año anotan un crecimiento constante en los ingresos además de inversiones (también con apoyo de INDAP y Nutriplus) para instalación de infraestructura como una sala de procesos y un camión de despacho climatizado.

El productor y gerente de esta agrupación, Alfredo Muñoz, uno de los expositores en el seminario, resumió así la ruta que les ha permitido consolidar su proyecto: “Si los pequeños agricultores no nos asociamos, no nos formalizamos, no tenemos muchas posibilidades de crecer. Especialmente hoy día en una economía tan competitiva donde hay productores tan grandes”.

El representante enfatizó que para él y sus socios “el balance es tremendamente positivo porque siento que este programa se está afiatando y que efectivamente va a tener una proyección en el tiempo lo que a la larga significa que vamos a poder hacer nuevas inversiones y que para toda la agricultura familiar va a haber una ventana, una alternativa de desarrollar un rubro que les permita mejorar su calidad de vida. En el fondo es eso”.

El director de Junaeb, Jaime Tohá, corroboró el buen pronóstico para esta iniciativa que en los próximos meses estará vigente en todas las regiones: “Hemos avanzado muchísimo en este trabajo de generar esta demanda para la agricultura familiar campesina (…) Va haber una demanda de 28 mil millones de pesos por productos locales. Estamos muy contentos, hay empresas proveedoras nuestras que se han contactado con los proveedores y esto ha generado una asociatividad. Incluso han aportado infraestructura a los pequeños proveedores para que la oferta exista”.

Jaime Tohá

UNIMARC Y EL APORTE DE LOS PRODUCTORES PARA EL “100% NUESTRO”

El Seminario Asociatividad y Encadenamientos Productivos puso la larga experiencia con Unimarc, como otro ejemplo valioso de destacar. A partir de 2012 una serie de Alianzas Productivas en distintas regiones ha permitido encadenar a pequeños productores como proveedores de los supermercados locales de esa cadena que en el camino creó su programa 100% Nuestro: en ese año fueron solo 18 productores en apenas 4 regiones y este 2018 cuentan con 76 y en todas.

“Unimarc es parte de las Alianzas Productivas de INDAP, hemos desarrollado a muchos productores con la idea de que estos puedan ir aumentando su capacidad de negociación, de poder salir con sus frutas y verduras como los otros productos, y empezar a salir de ese 51% de la compra informal”, apuntó el gerente Manuel José Larraín.

¿Qué resuelven para Unimarc estas alianzas? Lo comenta el mismo ejecutivo desde la perspectiva de entregar un producto fresco y de calidad a los clientes: “Por ejemplo, llegar desde Santiago con un atado de perejil a Punta Arenas es muy complicado. Todos estos programas efectivamente nos han dado una gran oportunidad de mejorar la disponibilidad hacia nuestros clientes”.

“Esto es muy importante porque nosotros tenemos que ir trabajando absolutamente de la mano con INDAP. Ha sido una muy, pero muy buena experiencia, es importantísimo poder contar con los proveedores regionales por todas las ventajas que tiene tanto para mí como para ellos. Cuando hacemos la Alianza Productiva, a ellos se les abre un mercado al que no han podido acceder, pueden salir de la venta informal, y para nosotros es una muy buena herramienta porque tenemos frescura y el producto regional también es muy bien valorado por los clientes”, apunta.

LA APUESTA DE INDAP PARA CONSOLIDAR LOS PROYECTOS CAMPESINOS

_N3A6027x650

Carlos Recondo, que junto al equipo de INDAP fue el anfitrión de este encuentro, estuvo a cargo de abrir el debate relatando la relevancia de los múltiples programas institucionales que han permitido estos desarrollos, especialmente el de Alianzas Productivas y el de Asociatividad Económica -PAE-.

Comprometido con los lineamientos centrales de la gestión de Agricultura que lidera el Ministro Antonio Walker, la autoridad destacó el trabajo del INDAP con sus casi 160 mil usuarios, de los cuales aproximadamente un 90%, dijo, tiene excedentes de producción que puede llevar al mercado.

Esa cifra, apuntó, fija la prioridad para este servicio y justifica foros como éste que permiten, indicó, “relevar una vez más todas las posibilidad que el INDAP puede ofrecerle a la pequeña agricultura para que pueda acceder a los dos lineamientos que son muy importantes para nuestra administración y la agricultura que son: la posibilidad de asociarse y la posibilidad de acercarse al mercado”.

Autor: Rodrigo Pizarro - INDAP

Fecha: 05/10/2018 3:00:00

compartir
​________________________________________
.
 

Síguenos

 

Síguenos

Flickr

Youtube

instagram

Vimeo