José María Valdebenito, de Melipilla

Hidroponía de hortalizas en Melipilla se abre paso con eficiente sistema para el uso del agua

José María Valdebenito Chacón es un joven oriundo de la comuna de Melipilla, específicamente del sector de San José. Desde hace siete años se dedica al tema de la hidroponía en hortalizas, dado a que, por temas de insumo, no pudo dedicarse a lo que pensó en un comienzo; el forraje hidropónico. 

Y aunque sus proyectos variaron y derivaron al cultivo hidropónico de hortalizas, principalmente de lechugas, y a un “incipiente” huerto agroecológico, como él lo denominó. Valdebenito, usuario de INDAP RM, está feliz con su trabajo, el que le permite mantener a diario el contacto con la tierra. 

Para llevar adelante su emprendimiento, José María, quien es propietario de Hidroponía San José – Empresa Agrival de la zona, partió haciendo cursos en una caja de compensación, para luego postular a Capital Semilla. Le fue bien, con lo que finalmente decidió ingresar a INDAP. Posteriormente, Valdebenito se propuso viajar a otros países, como a Perú, a perfeccionarse en el tema de la hidroponía, cuya temática y proyecto terminó convirtiéndose en su pasión. 

El agricultor, de 33 años de edad, ya tiene a su haber seis invernaderos en su hogar, de 30 metros por 7 metros, con los que ha podido generar algunos puestos de trabajo. Lleva el emprendimiento solo, dado que su familia, hermano y madre, mantienen otro tipo de producciones como cultivo de hongos y crianza de gallinas. “Esto es como una granja y si la gente quiere conocerlo ningún problema, porque esto es súper lindo, y porque además eso es lo que se viene; abrir esto para el turismo”, agregó. 

Familia de emprendedores
Aunque José María y su núcleo familiar poseen emprendimientos por separado, están pensando en hacer algo en conjunto, con un tema de agroturismo en el predio de cinco hectáreas, principalmente, para continuar dedicándose al trabajo de la tierra. “La idea es también sensibilizar a la gente sobre este tema y de cómo hacer más eficiente los recursos, para que puedan generar sus huertas y alimentos, entre otros, además de enseñar sobre reciclaje, especialmente, con lo que ocurre con la sequía y enfocados, principalmente, a los niños, que están en etapa escolar”, mencionó. 

Con el problema de la escasez de agua en esta temporada, el joven agricultor, quien también tiene plantaciones de albahaca y berros entre otros, precisó que en el caso de las lechugas mantiene un sistema de agua potable que “es muy eficiente, de raíz flotante y re-circulante”. Dijo que se calcula que en la vida entera de esta planta hortícola se usan tres litros por cada una, a las que aporta los nutrientes necesarios para poder conservar su cultivo de, aproximadamente, 3.000 lechugas por invernadero, plantando y cosechando todas las semanas. “Aquí utilizamos bien este recurso”, dijo. 

Este pequeño agricultor pertenece al programa Prodesal que ejecuta INDAP en conjunto con los municipios, donde participa constantemente en diversos cursos de capacitación, mientras que sus ingresos provienen de sus ventas a restaurantes de la zona y alrededores, y de la tienda Mundo Rural, entre otros. 

El director regional de INDAP Metropolitano, Onofre Sotomayor Díaz, expresó que “en este tipo de unidades productivas se ve cómo avanza, no sólo un agricultor, sino una familia entera de la provincia de Melipilla, haciendo eficiente, por lo demás, el uso del agua, la que por estos días está tan escasa. Mis felicitaciones al agricultor”. 

Finalmente, José María Valdebenito sostuvo que con su emprendimiento, aparte de poder percibir ingresos, quiere dar “valoración al terreno y que sea autosustentable” añadiendo que “lo mío, también  va más por la parte social, porque he tenido suerte y eso hay que compartirlo”.

invernadero lechugas hidropónicas 

 

Autor: Silvia Guerrero

Fecha:

compartir
​________________________________________
.
 

Síguenos

 

Síguenos

Flickr

Youtube

instagram

Vimeo