Viña Centenario San Rosendo Biobío

Día Nacional del Vino: INDAP destaca a las viñas campesinas y apuesta a su crecimiento

Un sector que por muchos años ha preservado antiguas cepas y tradiciones de producción artesanal y cuidado del medio ambiente, que hoy se moderniza con tecnologías que mantienen esas virtudes, es el de las viñas campesinas que han crecido en las últimas décadas y que INDAP reconoce y saluda con motivo este 4 de septiembre del Día Nacional del Vino.

Con producciones permanentes desde Arica hasta el sur del país, entre ellos algunos con características territoriales únicas como los vinos de altura elaborados en San Pedro de Atacama, o la enorme variedad de vinos premiados en el Valle del Itata y otras latitudes con cepas ancestrales, son más de 4 mil los usuarios de INDAP dedicados a este rubro en todo Chile.

José Luis Rozas en su Viña Centenario, San Rosendo

El sector es relevante para este servicio especialmente porque, con la inversión en asesorías técnicas (incluso con enólogos), gestión organizacional e infraestructura para una mejor producción, estos pequeños agricultores dieron un salto en su calidad de vida dejando de ser solo productores de uva a granel para convertirse en viñateros con cuidadosos procesos, embotellado y etiquetas, con experiencia en certámenes nacionales y extranjeros, y relaciones comerciales incluso en el exterior.

Viñateras y viñateros de la Agricultura Familiar Campesina destacan frente a la industria porque mantuvieron costumbres de vinificación, porque preservaron variedades ancestrales o patrimoniales como Moscatel de Alejandría, País y Cinsault, o denominaciones antiguas como chicha, pipeño, pajarete o Pintatani.

El Jefe de Mercados de la División de Fomento de INDAP, Martín Barros, enfatiza que para este servicio del Ministerio de Agricultura “el rubro vitivinícola es un sector estratégico y los venimos acompañando muy fuertemente”.

El encargado reconoce como un hito la gestión en el Valle del Itata “donde estamos trabajando con varios centros de acopio en que los agricultores pueden tener un mayor poder de negociación”, además de las posibilidades del convenio que se prepara con Vinos de Chile para “generar alianzas productivas que vinculen directamente a los usuarios de INDAP con las viñas exportadoras”.

Muchos de los más de 4 mil pequeños agricultores dedicados a este rubro son ejemplo de adaptación, porque embotellaron esas variedades e implementaron condiciones modernas de infraestructura; de innovación, como aquellos que exploran en los espumantes o en las líneas de cosecha tardía, y de organización, con decenas de cooperativas y otras asociaciones campesinas.

INDAP destaca en este Día del Vino a los productores con los que trabaja en su red en todo Chile: el Pintatani en el Valle de Codpa (Arica y Parinacota), el que se produce mayor a altura en Chile en San Pedro de Atacama (Antofagasta), el pajarete del Valle del Huasco (Atacama), las producciones en Petorca (Valparaíso), Valle de Colchagua (O’Higgins) y valles de Curicó y Maule (Maule); los más de 2 mil viñateros del Valle de Itata (Ñuble) con centros de acopio, vinificación asociativa y  exportación; los productores de San Rosendo, Florida y Santa Juana (Biobío) y los usuarios mapuche del Valle de Malleco (Araucanía), entre muchos relevantes.

Fabián Mora Reyes Viña Concepción

Muchos de estos vinos entraron por la puerta ancha a certámenes especializados como el concurso Catad´Or que atento a su crecimiento y calidad generó una versión especial llamada Catad´Or Ancestral. Martín Barros asegura que INDAP seguirá promocionando estos vinos en ese espacio “Vamos a concursar nuevamente con nuestros vinos en el concurso Catad´Or llevando más de 120 etiquetas para que sean probadas, juzgadas y luego premiadas por jurados internacionales, es un concurso donde todos los años hemos ido teniendo mejores galardones y mejores premios, y esperamos que este año no sea la excepción”, apostó.

La superficie que ocupan en conjunto es de 7.000 hectáreas, la que si bien representan solo un 4,9% del total nacional, la extensión plantada con cepas tradicionales son cerca del 15% del total nacional. Esto, sumado a que muchas plantaciones centenarias están en manos de la Agricultura Familiar Campesina, transforma a estos productores en protagonistas como cuidadores de un patrimonio histórico y cultural de características únicas.

VEA ADEMÁS:
DESTACAN A PEQUEÑOS PRODUCTORES DE LA ARAUCANÍA QUE ESTÁN INNOVANDO EN RUBRO VITIVINÍCOLA

VIÑATEROS DEL BIOBÍO IMPULSAN NUEVAS ESTRATEGIAS DE VENTA PARA ENFRENTAR LA CRISIS DEL COVID-19

IMÁGENES PREMIACIÓN CATAD´OR 2018

Todas las fotografías: INDAP

 

Autor: Rodrigo Pizarro F. / INDAP

Fecha: 04/09/2020 4:00:00

compartir
​________________________________________
.
 

Síguenos

 

Síguenos

Flickr

Youtube

instagram

Vimeo