Centros de acopio de Ñuble se proponen vender 10 millones de kilos de uva esta temporada

Mar, 25/02/2020 - 13:40

Autor: Indap

Ñuble

Entregarles herramientas que permitan mejorar sus condiciones de comercialización ante un mercado cada vez más competitivo, es el objetivo que se ha propuesto INDAP con los pequeños productores de uva de Ñuble. En 2019, a pocos meses de haberse instalado la nueva región, se implementaron dos nuevos centros de acopio en las comunas de Ninhue y Quinchamalí, los que junto a Ecoparras, Coovicen y Viñas de Guarilihue comercializaron alrededor de 7 millones de kilos de uva durante la temporada pasada.

Para este 2020, la meta es más ambiciosa y se pretende superar los 10 millones de kilos de uva. Esto, que hace algunos años podía ser un objetivo lejano, hoy, mediante un trabajo asociativo y coordinado entre los propios productores, sumado al apoyo de INDAP, se ve posible de lograr.

A las cinco asociaciones que comercializaron uva durante 2019, este año se suman Centinelas del Itata, asociación integrada por 17 socios de la comuna de Ránquil, y Moscin, conformada por 15 productores de la comuna de Coelemu, dos nuevas agrupaciones que contribuirán a generar mayores volúmenes de uva dentro del Valle del Itata.

Para José Torres Cares, presidente del directorio de Centinelas del Itata, tener un nuevo centro de acopio de uva en Ránquil no solo ayudará a generar un trabajo asociativo, sino que también les brindará “una muy buena oportunidad al momento de comercializar nuestra uva, ya que se generarán mayores volúmenes y se eliminará a los intermediarios”.

Visión similar tiene Juan Carlos Lagos, vicepresidente de la Cooperativa Vitivinícola Coovicen, de Cerro Negro: “En esta temporada que pasó elaboramos en forma asociativa 360 mil litro de vino. En un año que fue complejo para la uva, nuestros productores pudieron dar valor agregado a su producción y comercializar vino en el mercado regional y nacional. Creemos que este 2020 los precios vendrán al alza, tanto para la uva como para el vino”.

Imagen eliminada.

Sobre las expectativas para este 2020, Lagos manifestó que “para este 2020 esperamos vender como cooperativa alrededor de 5 millones de kilos de uva, y como grupos de productores de la Región de Ñuble, en conjunto con otras empresas asociativas, más de 10 millones de kilos. Esto nos alegra mucho, porque poco a poco estamos logrando independencia de Concha y Toro, ya que al negociar con otras empresas de la zona norte no dependemos solo de ellos. Actualmente estamos buscando empresas que paguen más, que nos compren más vino, porque así dejamos de depender de los intermediarios regionales”.

La directora de INDAP Ñuble, Tatiana Merino Coria, dijo que desde hace dos años la institución ha venido potenciando la venta asociativa de uva del Valle del Itata, para lo cual se apoyó la creación de las asociaciones Viñedos de Quinchamalí y Cuvas de Ninhue, a las que este año se sumarán Centinelas del Itata y Moscin. “Además, hemos apoyado la compra de equipamiento de bodega, cubas de vinificación e implementación para fortalecer sus negocios”, expresó.

“Todas estas acciones están insertas en el Plan de Apoyo Integral a los Viñateros del Valle del Itata, el que esperamos desarrollar en los próximos cinco años. En ese contexto, a fines de 2019 entregamos un incentivo a la fertilización a 1.800 productores de uva, lo que se complementará en mayo con un nuevo incentivo para las labores de cosecha con el apoyo del GORE”.

Luis Flores, encargado regional de comercialización de INDAP, puntualizó que “hoy ya tenemos comprometida, bajo contrato, la venta de 10 millones de kilos de uva. Esto es un hito para la región y esperamos que no solo genere beneficios para los siete acopios asociados, sino que impacte positivamente en cerca de 1.000 productores de uva del Valle del Itata”.