Pequeña hortalicera de Alto del Carmen Sara Rojas volvió a vender sus tomates tras nevazón de 2022 en la zona

Jue, 19/01/2023 - 17:00

Autor: Avelino Araya

Norte Chico Mercado Atacama
Sara Rojas - Alto del Carmen

Vivió junto a decenas de agricultores de la provincia de Huasco los embates del temporal de nieve que cayó sobre la comuna en julio de 2022. Sin embargo, Sara Rojas, de la localidad de Perales Norte, en la comuna de Alto del Carmen, pudo recomponer los 2.500 metros cuadrados de invernadero de tomates que habían quedado destruidos y que le significaron una pérdida enorme en sus ventas y condiciones de producción.

"Pasado estos seis meses se puede decir que ya pude salir a vender mis tomates cherry y de otras variedades de nuevo, gracias al apoyo fundamental del INDAP. Pudimos construir un invernadero nuevo en su totalidad y parar de nuevo las plantas, ya que gracias a Dios el tomate es rápido en crecimiento. Fue un año difícil para nosotros, para toda la gente acá en la comuna, y creo que en otras comunas de la provincia de igual manera, pero estamos nuevamente de pie", señala.

"Aparte de la nieve tuvimos el alza en los precios de los insumos agrícolas –agrega Sara Rojas–, pero también fui beneficiada con la entrega de fertilizantes del Programa Siembra por Chile, que me ayudó a que las plantas tuvieran un crecimiento rápido para volver a producir tomates".

Respecto a la agricultura del valle, la productora comenta que "para nosotros es súper importante producir alimentos para los hogares de Chile, y me siento orgullosa de producir mis tomates para todos ellos. Sé lo que tengo y como, y estamos siempre preocupados de tener alimentos sanos. Tengo puntos de entrega en Santiago y en los pequeños negocios de la comuna, como también acá mismo, donde la gente también puede venir a comprarlos”.

“Ahora en marzo voy a tener nuevamente tomates para vender y puedo decir que vamos saliendo de a poco de esta crisis. Hacer agricultura cuesta mucho y además están las cosas externas de la economía que hacen elevar el costo de la mano de obra y los insumos. Está difícil, pero hay que seguir trabajando porque la tierra es lo más importante en el mundo y los productos que sacamos de ella", concluye Sara Rojas.