Avanzando hacia la sustentabilidad: Con apoyo de INDAP RM se realiza taller para mejorar suelos agropecuarios

Mié, 20/07/2022 - 16:00

Autor: Paula Flores

Zona Central Sustentabilidad y adaptación al cambio climatico Metropolitana
Taller SIRSD-S Región Metropolitana

El pasado miércoles 13 de julio se realizó en el auditorio del Centro Regional de Investigación INIA La Platina el Taller Prácticas de Conservación para la Sustentabilidad Agroambiental de los Suelos Agropecuarios. La actividad contó con la asistencia de operadores del programa de suelos (SIRSD-S), funcionarios del SAG e INDAP y asesores del Programa de Desarrollo Local (Prodesal).

La organización del taller estuvo a cargo del Comité Técnico Regional del Sistema de Incentivos para la Sustentabilidad Agroambiental de los Suelos Agropecuarios de la Región Metropolitana (CTR), que está integrado por funcionarios del sector público agropecuario (INDAP, SAG, Conaf, INIA e Instituto Forestal), del sector privado y agricultores. Su objetivo es asesorar a los directores regionales de INDAP y SAG en la administración de los concursos del programa.

Pilar Toledo, encargada regional del SIRSD-S, dijo que “el CTR se propuso realizar capacitaciones permanentes, dirigidas a los operadores del programa, funcionarios de las instituciones que operan el programa y asesores de INDAP, en temas técnicos y administrativos, con el objetivo de entregar herramientas para ejecutar y promover la participación de más usuarios en programa”.

En la Región Metropolitana el programa SIRSD-S tiene un presupuesto de $261 millones. Este año ya se realizaron dos concursos en los que se aprobaron 252 planes de manejo por $238 millones. Un tercer concurso finalizará a fines de julio, en donde se asignarán $23 millones para ejecutar el total del presupuesto.

El programa SIRSD-S (Sistema de Incentivos para la Sustentabilidad Agroambiental de los Suelos Agropecuarios) incentiva prácticas de manejo para la recuperación del potencial productivo de los suelos degradados y la mantención de los niveles de mejoramiento alcanzados. Se busca que los beneficiados incorporen en sus labores prácticas que no causen deterioro al recurso y, en lo posible, mejoren su capacidad productiva.