Chichero de Curacaví Segundo Daine entrega claves para elegir la mejor chicha y datos para su consumo

Dom, 18/09/2022 - 10:22

Autor: Rodrigo Pizarro

Zona Central Sustentabilidad y adaptación al cambio climatico Turismo Rural Metropolitana
Segundo Daine, de Curacaví, en su bodega de procesos y sala de ventas de su chicha.

Hijo y nieto de chicheros, Segundo Daine Villavicencio (60) es un productor tradicional de chicha de Curacaví, en la región Metropolitana, que cultiva con esmero sus propias uvas y mantiene procesos en que cuida cada etapa, grado y temperatura para producir esta bebida alcohólica que, de paso, entrega explicando cómo llevarla y consumirla para asegurar así una calidad a prueba del tiempo.

Cosecha en abril, zarandeo suave en coligües, cocción a leña y en pailas de cobre, tinajas de greda para enfriar y guardar, y barriles de madera para mantener durante la venta, es parte de esa escuela de chicheros antiguos que practica este productor y que además relata con entusiasmo a quienes lo visitan en su predio desde la vendimia hasta el peak de ventas justamente en las Fiestas Patrias.

“Respetamos tradiciones que heredamos de mis abuelos para hacer chicha artesanal. Mantenemos una viña en que tengo 1.200 parras en 1.500 metros cuadrados, y son todas parritas nuevas que tienen 6 años y ya están en producción. Estamos sacando de 8 mil a 10 mil kilos con una cantidad de chicha de 3.500 a 4.000 litros por temporada”, cuenta.

Segundo Daine hoy revisa brotes para la nueva temporada de sus parras

PUERTAS ABIERTAS PARA OFRECER Y ENSEÑAR

Con el espíritu festivo aumentado este 18 por la reapertura de las fondas y otros espacios de dispersión, Segundo recibe a sus clientes en la bodega engalanada con sombreros, guirnaldas, calabazas y hasta una galería de fotos. Ahí extiende entre barriles el mesón en que los atiende y sobre el cual se pueden probar las notas dulces, las burbujeantes y los tiempos de fermentación.

Su oferta esta temporada es chicha en botellas de 2 litros y bidones de 5 litros. Pero como siempre ocurre con los talentos rurales como él, además de mostrar la ruta de la chicha desde la vid hasta su copa, también da respuesta a esas grandes interrogantes que rondan este licor. (REVISA AQUÍ SUS RESPUESTAS

¿Cómo elegir una buena chicha? Esa es una de esas preguntas frecuentes a la que responde: “tiene que tener cuerpo, un color café medio claro y ojalá al servirse que salgan burbujas, que esté media achampañadita”. ¿Cómo conservarla? es otra consulta que obliga atención: “es mejor tenerla en un lugar fresco no más, no en el refrigerador”, al llevarla “no mover mucho la botella” y al llegar “mantenerla con la tapa suelta, porque la chicha siempre está fermentando”.

Sobre consumo y usos también tiene mucho que decir y parte proponiendo tomarla con naranja. Para eso llena un jarro, le exprime 3 naranjas de su árbol y lo muestra con una rodaja al borde. “Ésta la usan mucho para el resfriado, queda muy buena”, acota. El cerdo a la chicha, en tanto, es su mayor apuesta y comparte la receta que parte con la compra de un costillar con buena dosis de carne y también de hueso: “lo debe dejar adobando en chicha toda la noche. Al otro día se mete al horno y que se cueza unas dos horas. Después se sirve con papas cocidas, con pebre. Fabuloso”.

Segundo Daine y sus barriles de chicha

Segundo Daine, que trabaja junto a su pareja y tiene 3 hijas y un hijo, es parte de la Agrupación de Productores de Chicha de Curacaví y uno de los 7 chicheros de la comuna acreditados ante INDAP. “Yo postulé y presenté el proyecto de hacer una viña aquí y ellos creyeron en mí, todo este tema de las parras, del sistema de regadío, de los alambres fue aporte de INDAP y como dos años después postulé el proyecto para hacer la bodega”, relata.

Tras el impulso inicial que le entregó el Prodesal, junto a 4 de esos chicheros hoy integra una unidad de Producción Limpia del SAT (Servicio de Asesoría Técnica) a través del equipo de INDAP Región Metropolitana . Producción limpia y eficiencia son parte de sus prácticas: “Tenemos riego por goteo, acuérdese que tenemos escasez de agua. Estas parritas además son abonadas solo con abono de caballo, se saca la maleza con pala y un motocultivador, no se le echan químicos.  Todo esto es natural, como mis papás y abuelos lo hacían”

¿Cómo llegar? Aunque ya es protagonista hasta de visitas de noteros de matinales de TV, llegar a Chicha Daine depende harto del boca boca. Él así lo prefiere, dice. No quiere, ni le interesan, las redes sociales para mostrarse y su producción es suficiente para seguir con sus proyectos. Alcanzar su predio, entonces, pasa por una llamada previa o un contacto por WhatsApp. O dar con su cartel ahí en el camino Lo Águila… Si tiene esa suerte podrá acceder a parte de los 3.600 litros de chicha con los que llegó este año para celebrar el 18.

MIRA AQUÍ LOS VIDEOS CON LAS RESPUESTAS FUNDAMENTALES DE SEGUNDO DAINE SOBRE LA CHICHA

TELÉFONO: +56 9 9550 7830

CAMINO LO ÁGUILA, PARCELA 11, CURACAVÍ

Color café y burbujeante son claves para elegir una buena chicha