Más de un centenar de productores de Ñuble fueron beneficiados con obras menores de riego durante 2021

Mar, 03/05/2022 - 11:00

Autor: Claudia Worner

Zona Sur Riego Ñuble
Obras menores riego Nuble 1

Un total de 111 pequeños productores agrícolas de la Región de Ñuble fueron beneficiados con recursos de INDAP durante 2021 para la implementación de pozos profundos, la rehabilitación de los ya existentes y la compra de equipos para mejorar la entrega de agua a sus sistemas productivos a través del Programa de Obras Menores de Riego (PROM).

El PROM busca proteger los sistemas productivos que se han visto afectados por una situación de déficit hídrico, condiciones climáticas adversas o cuya normal operación se encuentra en situación de riesgo, explicó la directora de INDAP Ñuble, Tatiana Merino, quien añadió que en condiciones de sequía como la temporada pasada se hizo más relevante el apoyo a los pequeños productores a través de los instrumentos de la institución.

Gracias a este apoyo, Marco Antonio Bastías, usuario del Prodesal de Bulnes, logró la adjudicación de un pozo profundo de 36 metros que hoy le entrega un caudal de 0,8 litros por segundo. Debido a su condición de secano, el productor solo podía trabajar con cultivos tradicionales, pero hoy tiene la posibilidad de diversificarse y cultivar hortalizas en el sector Larqui Oriente. Su próximo esfuerzo estará enfocado en lograr un proyecto de riego intrapredial.

Otras opciones que brinda el PROM son de dar apoyo técnico y financiero para realizar inversiones en obras de riego o drenaje tanto individuales como asociativas, formulación del proyectos, costos de construcción, ampliación o mejoramiento de obras y ejecución de inversiones y la capacitación de usuarios, para lo cual en la región se destinó un total de 186 millones de pesos.

Obras menores riego Nuble 2

 

“Es espectacular, porque se cubre una necesidad urgente que teníamos de agua”, indicó Andrés Rubio, horticultor del sector Peñablanca perteneciente al SAT Hortalizas de Quillón. Egresado del Prodesal de Quillón, dijo que sin agua no sería posible trabajar, por lo que agradeció la posibilidad de acceder a un pozo de 33 metros.

De la misma opinión es Rosa Rubio, agricultora que migró del Prodesal al SAT Frutales y que hoy quiere diversificar su producción y sumar cítricos a su huerto de cerezos, una posibilidad que ve con mejores expectativas de éxito gracias a la disponibilidad de agua.