Ministro de Agricultura comprometió un plazo de tres meses para sacar adelante la Ley Apícola

Vie, 15/07/2022 - 21:00

Autor: Prensa Minagri

Nacional
Ley Apícola

“Lo fundamental es sacar durante los próximos tres meses la Ley Apícola; que no sea solo una ley de buenas intenciones, sino que, como se ha ido mejorando con las indicaciones de las distintas asociaciones de apicultores, genere incentivo, marcos institucionales serios de control, también de regulación de plaguicidas que afectan la biodiversidad en general, y multas caras a quienes están adulterando miel”, señaló el ministro de Agricultura, Esteban Valenzuela, tras encabezar y dirigir la Mesa Apícola junto a los gremios e instituciones ligadas al sector melífero. 

Durante el encuentro, la autoridad del agro tomó nota de las demandas de un sector que está en una crisis agudizada por las contingencias del mundo, ya que “en general, toda la familia agrícola ha visto el alza de los insumos de la agricultura, fletes, energía y de alimentación, y la abeja requiere de alimentación especial en invierno. Por tanto, ahí surge una demanda de cómo, tanto la red de Agroseguros como los apoyos que tiene INDAP y también el acceso a crédito, que en eso hemos sido bien exitosos, nos podemos poner al servicio de la Mesa Apícola y los apicultores en general”. 

Sobre esto último, el ministro remarcó que “nosotros hemos triplicado la colocación de créditos agrícolas este semestre en comparación con el primero de 2021, en el anterior gobierno. Entonces, vamos a trabajar con el Banco Estado para que también los apicultores sean parte de posibilidades de crédito”. 

El secretario de Estado hizo hincapié en que los esfuerzos deben ser mancomunados e involucrar a todos los actores de la cadena, públicos y privados, considerando el complejo momento que se vive: “hacemos un llamado a que se retomen conversaciones entre el sector frutícola y el mundo de los apicultores para asegurar la polinización de costo justo, ya que es importante para toda esta cadena que es parte fundamental de nuestra seguridad alimentaria”. 

Trabajo mancomunado

Gustavo Espinoza, director de la Red Nacional de Apicultores de Chile, presente en la reunión, celebró el regreso de la mesa y reconoció que “estamos muy contentos, porque la verdad es que tenemos una instancia de trabajo junto a otros actores de la cadena”. Agregó que “la apicultura está viviendo momentos difíciles, una crisis muy fuerte producto, entre otras cosas, de la escasez hídrica”. 

Espinoza se unió al llamado del ministro Valenzuela e instó al mundo privado a trabajar de la mano: “el servicio de polinización es lo más importante y nosotros estamos teniendo precios bajísimos por el servicio. Necesitamos tener un apoyo de los agricultores para que nos puedan pagar un precio más justo y no quebrar… (Nos gustaría tener) un acercamiento con Anpros, con Fedefruta, incluso también queremos que participe la SNA, que congrega a muchos agricultores, y con ellos hacer un trabajo que para nosotros sería tremendamente importante”. 

Estrategia apícola

Previo a la realización de la Mesa Apícola en el Ministerio de Agricultura, a nivel de seremis ya se había trabajado en las reactivaciones locales de esta instancia en la línea de una estrategia apícola. La seremi de Agricultura RM, Nathalie Joignant, sostuvo que “recabamos muchísima información en temas de género, por ejemplo, de lo complicado que es para las mujeres trabajar en la apicultura, en lo que se necesita, en el tema de las mieles adulteradas, y hemos venido trabajando ahora con todos esos resultados para realizar estos cambios tan necesarios en distintos frentes, tanto en la Ley Apícola en el Congreso como desde el ministerio, los territorios y junto con los gremios”. 

Sumado a este primer encuentro, el ministro Valenzuela sostuvo también una cita con los líderes del Movimiento Nacional de Apicultores de Chile (MONACHI) para trabajar en la misma dirección, concluyendo la ronda de reuniones bajo la convicción de que “la apicultura es una de las vigas maestras de la agricultura y lo tenemos claro. La agricultura no florece ni da fruto, literalmente, sin las abejas”.