Productora canelina Osvaldina Ortiz da a conocer su trabajo de tejedora mediante proyecto de turismo rural

Jue, 04/08/2022 - 13:30

Autor: Indap Coquimbo

Norte Chico Mercado Turismo Rural Coquimbo
Productora de Canela Osvaldina Ortiz 1

Cultura, tradición y mucho cariño. Así se puede definir el trabajo que realiza la Agricultura Familiar Campesina en la Región de Coquimbo. Una de sus exponentes es Osvaldina Ortiz, quien hace más de 45 años se dedica al tejido  de frazadas, ponchos, calcetines y gorros, con lana de oveja y también lana reciclada de ropa en desuso. Además, hace individuales de mesa con bolsas de nailon y técnica de croché.

Las herramientas que utiliza en su trabajo las hace ella misma, a partir de la madera que obtiene en su predio, ubicado en el sector Los Canelos de la comuna de Canela. “Yo todo lo heredé de mi madre y mi padre, ambos me enseñaron a tejer. Yo estoy muy feliz y agradezco a quienes me han apoyado. Actualmente viene gente de Valparaíso, Calama y Antofagasta a comprar mis trabajos; ése es mi sustento y como mujer estoy muy orgullosa de eso”, cuenta la usuaria de INDAP.

Osvaldina siempre quiso compartir su labor con la comunidad y la manera que encontró de hacerlo fue mediante un emprendimiento de turismo rural, que cuenta con apoyo de INDAP y del Gobierno Regional, a través del Programa Fortalecimiento y Desarrollo de Competencias para la Agricultura Familiar Campesina - comunas Zonas Rezagadas, que busca atender la desigualdad territorial que se expresa en la existencia de áreas que viven en condiciones de rezago respecto al promedio del país.

Fue así como la productora obtuvo una estructura que sirve como mirador y taller para elaborar sus confecciones. Ahí los visitantes pueden admirar el paisaje de la zona y al mismo tiempo conocer su historia y su trabajo. Además, si lo desean, pueden comprar sus productos.

Productora de Canela Osvaldina Ortiz 2

 

Respecto al emprendimiento de Osvaldina, la gobernadora Krist Naranjo manifestó que reducir las brechas entre el mundo rural y el urbano “es una necesidad que queremos cubrir con el Programa de Zonas Rezagadas, pero queremos hacerlo entregando herramientas y oportunidades a quienes tienen talento, ideas, cultura y respeto por el rescate de la identidad de las actividades productivas de la región. El caso de Osvaldina nos llena de orgullo para seguir trabajando con ese enfoque".

Según la directora regional (S) de INDAP, Tonya Romero, “nuestra región tiene un gran potencial para el turismo rural y por eso buscamos promover condiciones para que los usuarios y usuarias que lleven a cabo esta actividad puedan ejecutarla de forma óptima, tal como ocurrió con Osvaldina. Nos pone felices ver que las herramientas que entregamos son aprovechadas con creces”.

“Como ministerio estamos trabajando con los servicios del agro para levantar instrumentos que dignifiquen y potencien la Agricultura Familiar Campesina. En el caso de Osvaldina Ortiz, además de fortalecer su emprendimiento de turismo rural, ha logrado valorizar el aporte cultural, social y económico del mundo campesino”, dijo el seremi de Agricultura, Hernán Saavedra.

Además de su trabajo textil, Osvaldina Ortiz posee un invernadero con hortalizas de temporada y desarrolla la ganadería caprina. “La gente que venga podrá ver todo lo que realizo: lo agrícola, mi labor con las cabras y, claro, mis tejidos. A mí me ayuda y me gusta harto esto, y lo voy a seguir haciendo mientras la salud me acompañe”.